domingo, 13 de marzo de 2011

Pasado y presente

Hoy he vuelto a un tierra en la que cada paso me evocaba un pasado oculto que creía olvidado, pero el asfalto de sus calles recordaba muy bien mi presencia, mis rodillas y mi cara al caer sobre él. Tierra donde moran un gran número de mis demonios, encerrados en casas derrumbadas y reconstruidas que me miran con indiferencia. Hoy he vuelto a una tierra donde las personas son borrones en vagos recuerdos que nunca me hicieron bien, recuerdos que aún plagan mis sueños, recuerdos que tiendo a olvidar, recuerdos que el Tiempo ha dejado de lado en un cajón de mi memoria. Personas, recuerdos y heridas que no cambiaría por nada, caídas hasta el más oscuro abismo y de las que salí milagrosamente. Demonios que me acompañan en mi trayecto y el sonido de mis pasos en un asfalto que grita mudo verdades como puños. Verdades que tiendo a negar pero que aun así, configuran mi presente, al que he aprendido a aceptar y amar... Y mientras me enfrento a mi propia memoria, vuelvo a caer en el asfalto, y al levantarme (y ya no sé cuántas van) veo que mis demonios me miran desafiantes, pero esta vez ya no soy la cobarde que fui, no soy la niña débil, esta vez, mi presente y yo estamos dispuestos a luchar contra esta tierra, este asfalto y estos demonios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario